La visión exculpatoria de la feminidad en Lágrimas de la nobleza de Luisa de Padilla

  • Xabier Granja Ibarreche University of Alabama

Abstract

La mayoría de los manuales de urbanidad y libros de conducta publicados en España entre los siglos XVI y XVII, escritos por varones considerados ilustres por su sabiduría o autoridad religiosa, tenían como fin educar a los jóvenes de la nobleza en las reglas de urbanidad, reglas que insistían en mantener las jerarquías sociales tanto como la moral católica. Casi sin excepción, estos tratados veían en la mujer la causa de toda corrupción moral. Entre estas voces abierta o solapadamente misóginas, es casi única la voz de Luisa de Padilla, condesa de Aranda, autora de Nobleza virtuosa, un manual didáctico de comportamiento cívico y moral dirigido a la educación de la nobleza española y publicado en cuatro partes. Lágrimas de la nobleza, la tercera parte y la más comentada hasta el momento, trata de los vicios de la nobleza, uno de los cuales es la frecuente infidelidad del marido. Enfocándose en este aspecto del tratado, Granja observa que Padilla se aparta de la opinión de sus contemporáneos al elaborar una vehemente defensa de la mujer. En contra de la opinión general, la cual culpa a la mujer de ser innatamente inmoral e incapaz de controlar sus pasiones, Padilla acusa una y otra vez al esposo adúltero, culpándolo de los múltiples males que acosan los matrimonios. Al mismo tiempo, la autora acusa a las autoridades jurídicas y religiosas no solo de no castigar el adulterio masculino con la misma vehemencia que el femenino sino de considerar dicho comportamiento normal entre los hombres de la nobleza.

Published
2019-12-15
Section
Artículos / Articles